Tal vez tenga los pulgares hacia arriba, no encuentra la palabra para comprar las horas, el puede escupir todo el veneno sobre si y sus enemigos, suicida, nunca aceptara la culpa de su autoforjado destino, es un simio vestido de astronauta, la pasión lo traiciona y el amor la palabra que nada tiene que ver con el y que nunca entenderá, es una de las cosas que siempre lo obsesionan, en sus iras lo pierde todo aunque sabe que no tiene nada, fue el capitán de un barco fantasma donde asesino a toda su tripulación.
Las olas enrojecieron su pesada barba y pulieron su calva, la procrastinación encendió los viejos mapas de tesoros inmortales, de divinos poderes que no podrá tener, la frustración le corto las amígdalas con su propia espada, peleando en frente de batalla errando sin perder la misma, una batalla que en el fondo desea perder, demasiado bueno para si mismo, no se merece, pirata alquimista de dolores y de aterradoras fantasías quieres renunciar a tu guacamayo, a ser esclavo de tus malditas verdades, calla, miente por primera vez, cortadle la garganta al capitán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada