kalashnikof pirata

Los animales discuten el verdadero olor del fuego.
Tiene la tranquilidad de un mar de chocolate y el perfume brota en movimientos, es al parecer demasiado feliz, señala las horas en que las nubes se abren a azul se distorsiona y se estira hasta tocar el suelo.
Los piratas y sus AK47 asaltan los barcos de afeminados europeos y así enciende el eterno fulgor en dientes chirriantes.
Un beso y estas muerto, hay muchos kamikazes que sobreviven para volverlo a hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada