Sensación de irrealidad






Me tomo un café con leche y un buñuelo, mientras en la tele un programa de esos que muestran “el drama humano”, un tipo barbado con un aire joven no tiene escrúpulos para abrazar a un desconocido por televisión, mientras en la mano derecha sostiene el micrófono con el que no se puede permitir perder ni un solo sollozo de su extraño invitado, el cual llora desconsoladamente, me pregunto como hace, a duras penas puedo tímidamente abrazar en publico a la mujer que lucha por amarme, no le digo nada al sujeto que atiende, acerca de lo que pone en su televisor por que ya me voy, a veces todo es solo un manojo de preocupaciones.


La mujer escapa, diabla, no se queda para ver el atardecer, su olor si.
Uno va caminando, por un país donde la pobreza tiene los colores del trópico, y el sabor del mango y la papaya.
Me comí un pedazo de pollo con una cerveza, iba a tomar unas servilletas para escribir en ellas, eh terminando limpiándome las manos y escribiendo en la biblia que me regalo un gringo gordo hace un rato.







Me gusto esta cancion, asi que la pongo. una logica simple.

1 comentario:

Djuna dijo...

hay dias que huelen a morfina y mujeres hechas de jeringas lanzadas una tarde en la que todo era de hojalata, incluso ese cigarrillo, ese ultimo ruido que llegó a mis pulmones ayer.

Publicar un comentario en la entrada